Hospitales donde el acompañante tiene que pagar

Ocho hospitales de Cataluña establecieron que el acompañante paga. Cuando un familiar se enferma de gravedad, se debe contar con dinero para pagar la hospitalización y además se debe tener con que pagar por la persona que se quede cada noche haciéndole compañía al paciente hospitalizado. En otras palabras el decir de cada uno de los ocho hospitales de Cataluña es: el acompañante paga.

Lo normal sería que el hospital cobrara por la dormida de cada acompañante en una buena cama alrededor de unos diez euros, pero en realidad no es una cama, sino una butaca reclinable en la que se debe dormir, sin embargo, lo que sí es que deben pagar los mismos diez euros que se pagaría por dormir cómodamente en una cama.

Hospitales donde el acompañante tiene que pagar

Hospitales donde el acompañante tiene que pagar

Las personas que tienen sus seres queridos hospitalizados se resignan a lo que sea, con tal que los dejen dormir junto a las personas que a lo mejor están entre la vida y la muerte, razón por la que no piden que les descuenten, por el contrario, este dinero les parece que no es nada para el servicio que están recibiendo al tener donde dormir.

Para las personas que no quieran o no puedan, están facultadas para usar la silla normal del hospital, en la que deberán pasar la noche durmiendo ante las miradas de las demás personas y oyendo el quejar de otros enfermos que ingresan cada noche en cada uno de los hospitales que tiene este servicio. En este caso lo mejor es pagar.

La posición de la butaca se puede modificar según se desee mediante un mando con el cual se puede realizar la operación para reclinarla más o menos, según sea el deseo de quien la desea ocupar. De todas maneras, se debe estar lo más cómodo posible, en función de que el acompañante paga diez euros por alquiler de la butaca.

La necesidad obliga a aceptar que el acompañante paga

Nadie que teniendo a una persona allegada en el hospital en una situación crítica, se puede resistir a la norma que dice que el acompañante paga, para la toma de esta decisión la gente no se demora, sino que de inmediato dicen, listo, pagaré lo diez euros para estar cerca de la persona que está en peligro de muerte; porque quedarse en la silla del hospital es tenerle a mucha distancia y puede ser fatal para el paciente que se encuentra en estado delicado de salud y, para no estar después con remordimientos de conciencia, lo mejor es someterse a pagar lo que dice el hospital.

Cada una de las personas que tienen que entrar en el grupo de aceptar que el acompañante paga, deja en el hospital una suma de diez euros, lo cual suma y se convierte en unas buenas entradas económicas para cada uno de los hospitales que tienen esta normatividad. De la manera como sea acompañar a un paciente cuesta.

Cuando se lleve un enfermo de gravedad a uno de los ocho hospitales de Cataluña, en los que la buraca vale diez euros, ya se sabe que se debe alistar dinero para que el acompañante pueda estar con el paciente las noches que sea necesario.

Compártelo con tus amigos:Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone
victor lopez Sobre mí Esta noticia ha sido creada el 14 febrero 2013 a las 20:38 en InicioActualidadHospitales donde el acompañante tiene que pagar y si quieres puedes comentarla.
Si te ha gustado Hospitales donde el acompañante tiene que pagar y esta web, puedes seguirla a través de Facebook, Twitter y también puedes recibir las nuevas noticias de la web en tu correo pincha en este enlace para darte de alta. Además también puedes seguir las noticias por RSS.