Las bromas de los ascensores

Las bromas se realizan con el propósito de que las personas salgan de la rutina diaria y que los observadores se diviertan. Los ascensores por lo general son solo elementos que ayudan a que las personas lleguen a los diferentes pisos de un edificio de forma rápida, pero en el siguiente vídeo, además de esto proporcionan mucha diversión, porque son ascensores fuera de lo común.

4 divertidas bromas en ascensores

Para cada una de las siguientes bromas se necesitó de un buen presupuesto, ya que construyeron un ascensor, muy simular a los reales. En la primera broma del vídeo, llegan diferentes personas y la secretaria les pide que suban un paquete al 3 piso, aunque las victimas marcan el número siempre llegan a un piso diferente.
Lo que no saben las victimas es que siempre están en el mismo piso y que lo único que cambia es la escenografía y los recepcionistas. Esta es una de las bromas en ascensores, más divertidas, ya que las personas que asombran y no saben cómo pueden llegar siempre a otros lugares.

Las bromas de los ascensores

Las bromas de los ascensores

En los ascensores entran personas de todas las características y modales. En la siguiente broma vemos a un hombre un poco maleducado que expide un mal olor, las demás personas se sienten incomodas, pero no saben que todo hace parte de una de las bromas en ascensores. El hombre tiene un aparato que suena de forma similar a cuando una persona bota un gas, las personas se asombran pero no dicen nada.
Un momento después el hombre aplica en el lugar un ambientador y poco mal oloroso, todos quedan se incomodan un poco más, pero la broma llega al punto máximo cuando caen algunas caretas, para que las personas puedan soportar el olor. Al finalizar la broma todos se dan cuenta, que no era más que una broma.
Siguiendo con el vídeo de las bromas en ascensores se puede observar a un hombre ciego que va a entrar al ascensor guiado por algunas personas, pero el mismo está en mal estado y el pobre hombre se cae. El protagonista de esta broma es un hombre ciego que se cae en el ascensor, pero este no se lastima, porque todo resta organizado para que caiga en una colchoneta.
Todas las personas se llevan un gran susto, pero después descubren que el señor no está ciego y al ascensor tampoco está dañado, que todo hace parte de las bromas en ascensores.

Los niños son personitas muy importantes a las que se debe cuidar, en la siguiente broma vemos a una niña que está enferma y que queda al cuidado de algunas personas, que la deben llevar a otro piso del edificio. Las personas aceptan ayudar a la niña que se encuentra en silla de ruedas, subiéndola en el ascensor, pero en un momento la pequeña se desaparece.
Lo que sucede es que el ascensor tiene una puerta por la que se escapa la niña cuando quitan la luz. Al final todas las víctimas son enteradas de la broma, pero se llevan un pequeño susto.

Compártelo con tus amigos:Share on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someone
victor lopez Sobre mí Esta noticia ha sido creada el 30 junio 2014 a las 8:39 en InicioHumorLas bromas de los ascensores y si quieres puedes comentarla.
Si te ha gustado Las bromas de los ascensores y esta web, puedes seguirla a través de Facebook, Twitter y también puedes recibir las nuevas noticias de la web en tu correo pincha en este enlace para darte de alta. Además también puedes seguir las noticias por RSS.