Imbéciles al volante

Es curioso como algunas personas ponen no solo su vida sino la de los demás en peligro.

El Jueves 1 de Enero de este año 2009, venía con mi novia de Zaragoza a Barcelona por la autopista AP-2. A 10 kilómetros de la salida de Soses-Alcarrás (es después de la salida de Fraga), estabamos pensando en tomar la salida de Soses-Alcarrás pero al final decidí la opción “más cómoda” y seguí por la autopista. Serían las 17.30 aun no era de noche y no había nada de niebla (más adelante habían bancos de niebla bastante importantes).

Bueno, a lo que faltaba más o menos 1 kilómetro veo que mitad de la carretera justo en la salida de Soses-Alcarrás hay un coche con los intermitentes echados y parado, repito en mitad de la carretera. Asombrado, reduje un poco “por si las moscas” y seguí por mi carril (el derecho de la autopista).

Ahora viene lo peor de todo, ni corto ni perezoso este “imbécil al volante”, perdón por el insulto pero no me viene a la cabeza ningún otro calificativo más suave, echa marcha atrás y cruza por medio de la isleta que dividía la autopista y esta salida y se mete sin mirar en mi carril por donde iba.
Gracias a que reduje la velocidad antes y me dio tiempo a pasarme al carril de la izquierda, pude evitar darle.
Si le hubiera dado, el estaba en posición horizontal a mi y yo de frente, con lo que el choque os lo podéis imaginar como hubiera sido, bestial.

Cuando pase por su lado (iría ya a menos 60 Kilómetros por hora ya), pude ver como este “señor” iba con la mujer y los niños en el coche, la familia al completo.

En ese instante pensé las consecuencias de no haber podido evitarlo, suerte de que no había niebla ni era de noche, y que “gracias” a su peligrosisima maniobra nos hubiera jodido la vida a todos los que ibamos en ambos coches.

Menos mal que esto no ocurrió y no pasó de un gran susto.

Todo esto porque este “señor” se comió la salida y no se le ocurrió otra cosa que echar marcha atrás, saltarse la isleta y meterse sin mirar en el carril donde yo iba.

En estos casos no queda otra que dar gracias a que no pasó nada, pero te quedan las ganas de denunciarle y que tenga su debido castigo.

Bueno después de esta lamentable historia que no pasó de un gran susto, una de las cosas que le pido a este año 2009 es que no haya ningún imbécil como este al volante en las carreteras, que no solo ponen su vida en peligro sino la de los demás.

victor lopez Sobre mí Esta noticia ha sido creada el 5 enero 2009 a las 10:28 en InicioPersonalisimoImbéciles al volante y si quieres puedes comentarla.
Si te ha gustado Imbéciles al volante y esta web, puedes seguirla a través de Facebook, Twitter y también puedes recibir las nuevas noticias de la web en tu correo pincha en este enlace para darte de alta. Además también puedes seguir las noticias por RSS.