Victor

Me llamo Víctor López y nací en Zaragoza el 16 de Diciembre de 1984.Esta web la monté exactamente el 23 de Mayo del 2005 con la idea de publicar mis experiencias personales, cosas curiosas que veía a mi alrededor (tanto en Internet como en mi vida) y el poder tener mi propio espacio web en la red. Si quieres puedes ver las estadísticas del año 2010.Ingeniero Superior en informática (terminé la carrera en 2006), desde pequeño ya estaba totalmente convencido a lo que me iba a dedicar en mi vida, la informática. Quizás porque mi padre tenía un Spectrum y me pegaba horas trasteándolo o quizás porque desde pequeño siempre me han gustado “los chismes”. El caso es que empezó a gustarme este mundo de la informática.Profesionalmente soy Analista-Programador Senior en PHP y me dedico al análisis, desarrollo y programación de páginas web y al desarrollo de aplicaciones (principalmente web en PHP, empecé a programar en el año 2002 en PHP), creación, alojamiento, optimización (diseño, SEO, publicidad), puesta en marcha de webs y potenciándolas.Actualmente soy Lead Integration Engineer en EnGrande.com – BudGetPlaces.com, además de formar parte de Homein.com (anteriormente he trabajado en Atrapalo.com, Camyna.com y Sync.es).Socio fundador de Coompy.es Alquilar habitación – Compartir piso.Partidario del software libre y usuario asiduo de Ubuntu y CentOS. Fui usuario de Mac pero ahora ya he vuelto al buen camino con Linux (Ubuntu distro).Sobre mi filosofía de vida, te invito a que leas este artículo: “Tu eres el resultado de ti mismo“. Si lo lees, entenderás mi punto de vista de la vida.Intento estar lo más lejos posible de la monotonía y considero mi trabajo como un hobby, me gusta aprender cosas nuevas cada día y afrontar nuevas metas y proyectos.En mi tiempo libre me gusta practicar cualquier deporte (el fútbol especialmente), me gusta competir (sea el ámbito que sea), los coches, las buenas películas/series y viajar.Personalmente considero que lo primero en esta vida es la salud y las personas, dejando atrás otras cosas, como puede ser el dinero, la fama y todas esas chorradas, que cuanto más las tienen las personas, más las quieren y menos les importan los demás. Y creo que el respeto y educación es fundamental.Pues eso es todo, un breve resumen de mi persona.Si te quieres anunciar en mi blog, contactar conmigo ya sea para la contratación de mis servicios, ofertas, agradecimientos, quejas, insultos, amenazas y/o similares, puedes mandarme un correo cuando quieras.Mi correo personal de contacto es: http://helektron.com/contacto-personal/Puedes seguir este blog por Google Plus, Facebook, Twitter, RSS y por mail.

Un comentario en “La forma más humillante de perder los calzoncillos

  • el 18-septiembre-2012 a las 3:08 pm
    Permalink

    Dicen que escribir es poner negro sobre blcnao. Si la palabra escrita es una imagen visual me1s poderosa que la misma pintura, que9 poder el de la poeseda, esos poledpticos de puras palabras que reivindican y reinstituyen la precariedad de nuestro conocimiento con sencillos sobrentendidos verbales, utilizan la mete1fora para anular cualquier pretendida exactitud de los significados, reinventan la fantaseda a cada lednea, pueden invocar incluso la muerte sin haberla tenido enfrente ni mirado a los ojos En la poeseda todo punto siempre es un agujero negro en el inmenso espacio blanquecino y descolorido de una hoja de papel. Y al igual que en la especulacif3n tef3rica de los cientedficos, un punto negro es un cuerpo minfasculo de extraordinaria densidad que atrapa e impide salir toda esperanza de luz: en e9l se concentran nuestros recuerdos, las sensaciones y sentimientos, indiscriminados, la vida misma victoriosa o derrotada. Ased como aseguran sucede en la indeterminacif3n del cosmos, aqued tambie9n, en una hoja de papel, podemos plegar el universo como si tal cosa y hacer coincidir sus agujeros oscuros con nuestros puntos negros, traspasando los ledmites razonables del tiempo devore1ndonos a mordiscos, transitando de un lado al otro de la realidad como gusanos En la escritura poe9tica, en la poeseda, nunca hay puntos de partida esas cosas sf3lo pasan en la pintura. Aqued sf3lo hay puntos suspensivos y puntos aparte que tarde o temprano sere1n el punto final anunciado en el que se estrellare1n nuestras palabras innecesarias. Seguramente escribimos para sabernos leeddos todaveda vivos y coleando y remediar ingenuamente nuestra soledad conge9nita; solos, impfadicamente solos, aunque de vez en cuando nos sintamos amablemente acompaf1ados en esta fiesta loca que es la literatura Saludos, desde el otro lado, bajo el volce1n Pau Llanes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *