Los hackers contra el director del comedor. La guerra de 200 días

El día uno

El hacker viene al comedor público y con la indignación descubre que el
salero sobre la mesa puede ser abierto por cualquier persona y se puede
echar allá cualquier cosa. Hacker viene a casa y escribe la carta enojada al
director del comedor: “Me llamo [email protected]|<, he descubierto la vulnerabilidad de los saleros en su comedor. ¡El malhechor puede abrir el salero y echar allá el veneno! ¡Tomen las medidas urgentemente!"El día dosEl director entre otras cartas oficiales, las interpelaciones sobre las entregas de la comida y las notificaciones de correo recibe la carta, y se encoge de hombros: "¿A quién este delirio ha venido a la cabeza?"El día cincoEl hacker viene al comedor, echa en todos los saleros el veneno. Se mueren trescientos personas, al director se caiga tres meses de los juicios y al fin se acabo por ausencia del cuerpo del delito. El hacker escribe la carta en el estilo "¿Bueno, ya lo ves?".El día 96El director compra es los saleros especiales con la cerradura de código. Los visitantes del comedor sienten que ellos no comprenden algo en esta vida.El día 97El hacker descubre que los agujeros en los saleros dejan pasar la sal en ambas direcciones. Y no sólo la sal, y en general todo, cualquier cosa. Él escribe otra la carta al director y hace pis a todos los saleros del comedor. Trescientos personas dejan de visitar este comedor en general, treinta caen en los hospitales con el envenenamiento. El hacker manda en persecución un SMS al director "¿Como le gusta?". Al director se caiga tres meses de los juicios y al fin se acabo con un castigo de un año condicional.El día 188El director del comedor jura la vida más trabajar ni en uno comedor, y cargar silenciosamente y en paz el bosque en Siberia. Los ingenieros trabajan sobre el salero nuevo con la válvula unidireccional. Camareras mientras tanto quitan todos los saleros viejos distribuyen la sal a mano.El día 190El hacker lleva el salero del comedor y estudia su mecanismo en casa. Escribe la carta enojada al director: "¡Soy [email protected]|<, he llevado el salero y encuentro hecho indignante! ¡Cualquier puede llevar el salero de su comedor!" El director lee la carta, va a casa y bebe la vodka.El día 193El hacker descubre que todos los saleros en el comedor están condenados con las cadenas a las mesas. Él llega en siguiente reunión de los hackers e informa de los éxitos, recibiendo allí la condecoración merecida por la defensa de los intereses de la sociedad y el consumidor. Por suerte, el director no sabe nada sobre esto y no se convierta al alcohólico antes de tiempo.El día 194En los cuadros de la operación bien pensada los un grupo de hackers irrumpen en el comedor y vierten la sal de todos los saleros en los bolsillos. El hacker [email protected] | < escribe la carta al director, aludiendo a aquello que no existe ninguna preocupación de los visitantes en el comedor y cualquier persona puede privar a la gente honesta sala al instante. El dosificador sala con autorización es necesario extremadamente.El día 196Los ingenieros en el sudor trabajan sobre el salero nuevo, mientras que camareras distribuyen de nuevo la sal a mano. El director parte para las vacaciones en las islas y come solo en el número, evitando los comedores, los restaurantes y los bares.El día 200Los visitantes del comedor con el horror encuentran que para echar las sales, ellos deben se acercar al camarero, mostrar el pasaporte, recibir el código especial de 8 caracteres para un solo uso del salero. Para recibir pimiento hay que repetir el procedimiento.

victor lopez Sobre mí Esta noticia ha sido creada el 12 Junio 2006 a las 16:04 en InicioHumorLos hackers contra el director del comedor. La guerra de 200 días y si quieres puedes comentarla.
Si te ha gustado Los hackers contra el director del comedor. La guerra de 200 días y esta web, puedes seguirla a través de Facebook, Twitter y también puedes recibir las nuevas noticias de la web en tu correo pincha en este enlace para darte de alta. Además también puedes seguir las noticias por RSS.