Mala combinación: Problemas con mi portátil N845 y Airis

(Actualizado 04-06-2007) 

Os comento la odisea que estoy pasando con Airis y mi portátil.
En Septiembre del 2005 me compré un portátil Airis N845. Es este:

Airis Pragma 845

Las características técnicas son:

  • TFT 15.4 pulgadas WXGA (1280x768x16.7 Mill. Col.).
  • Chipset Intel® Alviso 915PM.
  • SVGA ATI® Mobility Radeon® X600 128Mb DDR.
  • 3x USB 2,0, PCMCIA, IEEE1394, SPIDIF.
  • Wireless Intel B/G.
  • 80 GB.
  • 1024 de RAM.
  • MiniPCI Wireless + Antena, TV-Out.
  • Lector de Tarjetas SD/MS/MMC.
  • TouchPad 2 Bot. + Scroll.
  • Sonido 3D + Alt. + Mic.
  • Bateria de Ion-Litio 8 celdas.
  • M/F 56 Kb, Red 10/100/1000 Mb.
  • 360 x 265 x 32.2mm.
  • 2,85Kg.
  • Sistema Operativo: Mi querido Ubuntu Feisty.

Bueno pues ya hechas las presentaciones, os cuento:

La decisión de comprarme un portátil estuvo principalmente condicionada por el uso que le tenía que dar, ya que estaba en tercero de carrera y era mucho más cómodo y útil el trabajar en un portátil. Además que a la hora de desarrollar el proyecto de fin de carrera era un punto a favor, ya que me permitía una movilidad, que uno de sobremesa, lógicamente, no me la daba. Por supuesto, descarté el uso de Pen Drive.

A los 2 meses (Diciembre del 2005), tuve el primer problema: el disco duro hacía un ruido bastante constante y molesto. No estaba relacionado con el uso ni el trabajo que estaba realizando en esos momentos el disco duro. Con lo que llamé a Airis y me comentaron que disponía en su web de un archivo .reg que me tenía que descargar y abrirlo. Ya que según ellos, haciendo eso el problema desaparecería. No me lo creí pero hice un acto de fé y procedí a ello.

Yo en aquel entonces, utilizaba Windows y el tema de Linux no lo había tratado en profundidad (tonto de mí).

Total que la solución, como era de esperar no me arregló nada y les llamé nuevamente. Me pidieron que mandara el equipo para que lo pudieran revisar y arreglar.

Estaba en garantía y Airis cubrió todos los gastos. Bueno lo mandé a Guadalajara, lugar donde tienen el servicio técnico y a las dos semanas lo tenía de vuelta y con el disco duro reemplazado.

Todo iba bien…

Hasta que un dia, trabajando con mi portátil la luz del cargador de la batería dejó de iluminarse y dejó de cargar la batería del portátil.

En esos días estaba metido en prácticas de la carrera, con lo que como comprendereis, esto no me hizo mucha gracia.

Les llamé y les comenté lo ocurrido. La persona que me atendió fué un hombre del servicio técnico y tras explicarle todo lo ocurrido y los problemas que había tenido anteriormente, me dió como solución la de enviar el portátil nuevamente al servicio técnico para que fuera revisado. Me quedé sorprendido, ya que el problema no residía en el portátil sino en el cargador de batería, que era donde realmente estaba el problema.

Me negué rotundamente y le expliqué que el problema estaba en el cargador y que no estaba dispuesto a mandarles el portátil y quedarme medio mes sin el portátil. Con lo que accedió a mandarme un cargador nuevo y darles el mío que estaba defectuoso.

Bueno, a los cinco días recibo un cargador nuevo, lo pruebo y resulta que no era para el modelo de mi portátil. Lógicamente al hablar con el servicio técnico hay que dar todos los datos de tu producto, con lo que no fué error mío.

Les volví a llamar, se lo expliqué y me mandaron otro. A los cuatro días tenía el cargador que funcionaba perfectamente con el modelo de mi portátil.

El cúmulo de estos problemas, hicieron que mandara una reclamación a través del formulario de reclamaciones de Airis. Lo rellené, les expliqué todos los problemas que estaba teniendo y les pedí que, o bien me reemplazaban el producto, ya que estaba en todo derecho como consumidor de exijir algo así, o me devolvían íntegramente el importe del producto.

Hicieron caso omiso, a esa reclamación y a las seis reclamaciones que tienen hasta el momento y todas sin contestar.

Pasados aproximádamente unos ocho meses de la compra del portátil, detecté que se calentaba en exceso y la grabación de los dvds no la realizaba correctamente.

Supuse que el problema del calentamiento era por el disipador y la grabadora por problemas con la lente.

Aguanté sin llamarles unas semanas pero terminé por llamarles. Otra vez.

Nueeevamente les expliqué lo que me pasaba y les dí mi opinión de donde estaba el problema. Como no, me pidieron que mandara el portátil. Lo mandé y a los 21 días tenía el portátil en casa, con el disipador cambiado y la grabadora cambiada.

Otra vez, hice una reclamación a través de su formulario, que por cierto, no os molesteis en rellenar, ya que es una pérdida total de tiempo.

Desde entonces, el portátil ha ido a la perfección y todos los gastos de envío y reparación han sido por cuenta de Airis. Aún así, había llamado bastantes veces, pidíendoles que me pasaran con el departamento de reclamaciones y una y otra vez me decían que rellenara el formulario de su web. Cosa que hacía (para nada) pensando que algún día se pondrían en contacto conmigo.

Todo mu bien, todos muy felices…

Hasta que hace un mes detecté que en la pantalla se veían rayas verticales azules. Lo primero que pensé, la tarjeta gráfica. Las rayas aparecían a los cinco minutos de encender el portátil, no estaba ni jugando, ni viendo películas ni nada por el estilo.

Me dispuse a llamarlos, después de explicarles el problema me dijeron que el portátil ya no estaba en garantía y que tenía que correr tanto con los gastos de envío como con los de reparación.

Cosa que me impactó, ya que tenía entendido que la garantía era de 2 años, siempre y cuando se demostrase que los problemas no estaban derivados de un mal uso del producto.

Les dije que dudaba de que fuera así y ellos me comentaron que era sólamente el primer año. Lo que me forzó pedirles que me pusieran en contacto con un responsable inmediatamente. Se negaron y me indicaron que tenia un formulario (para variar) en su web.

Para ganar tiempo, accedí a mandarles el portátil y me comentaron que en diez dias tendría el portátil arreglado y de vuelta.

Lo mandé, rellené nuevamente el formulario, ya que era la única opción que ellos me daban y esperé.

Esperé hasta pasados 14 días desde que lo mandé (la semana pasada) y la señorita del servicio técnico me indicó que diez días no, que sería un mes lo que tardaban en solventar la incidencia.

No me digais porque, no me sorprendió. Visto lo visto y por lo que había pasado una parte de mí, esperaba que algo más pasara.

Rellené otra vez el formulario de reclamaciones, para que por lo menos, quedara constancia de ello.

Ahora, 23 de Mayo del 2007, a las 20:42 me encuentro sin portátil y sin la certeza de cuando lo tendré de vuelta y el coste de reparación.

¿Álguien me podría ayudar las posibles medidas legales que puedo tomar?

Actualizo: He creado una nueva noticia con nuevas y buenas noticias: http://noticiasdehumor.com/2007/06/04/final-feliz/

victor lopez Sobre mí Esta noticia ha sido creada el 23 mayo 2007 a las 18:30 en InicioPersonalisimoMala combinación: Problemas con mi portátil N845 y Airis y si quieres puedes comentarla.
Si te ha gustado Mala combinación: Problemas con mi portátil N845 y Airis y esta web, puedes seguirla a través de Facebook, Twitter y también puedes recibir las nuevas noticias de la web en tu correo pincha en este enlace para darte de alta. Además también puedes seguir las noticias por RSS.