Recortes para uno, ayudas para otros.

Me llega por mail la siguiente publicación del BOE.

Nos piden que arrimemos el hombro y por otro lado se está dando dinero a la iglesia, siendo que tienen un poder monetario desmesurado, si no, observad el Vaticano, o pensad en el dinero que cuesta la ropa del Papa y sus allegados, los materiales que les rodea en todas sus visitas.

Desde mi punto de vista es una excentricidad y una vergüenza que el mundo esté repartido de esta manera…

En qué momento lógico y normal, una persona decide dar una ayuda de esta cantidad de dinero AL MES y por otro lado decide que hay que recortar en educación (lo que dará una base para los niños que en un futuro llevarán las riendas de nuestro mundo) en investigación (lo que nos proporcionará salud a través de nuevos tratamientos y métodos para prevenir enfermedades importantes) y en sanidad (que es urgente y necesario en cualquier momento, tanto para ricos como para pobres, la sanidad es importante, ¡ah! se me olvidaba…que los que han hecho estos recortes, seguro que tienen sanidad privada, por lo que esta ley poco les importa.

Pensemos en las prioridades poniendo la vista en el futuro y en la locura que se está convirtiendo nuestro mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *