Sexo con compañeros de trabajo

Según una encuesta parace que los argentinos (9 de cada 10) tienen sexo con compañeros de trabajo.

Aquí alguien está mintiendo… 😛

La noticia dice esto:

Sexo en el trabajo: 9 de cada 10 argentinos tiene sexo con compañeros.

Todo el mundo fantaseó alguna vez con tener una aventura sexual en el trabajo. El máximo ejemplo fue el famoso desliz de Bill Clinton con su becaria Monica Lewinsky. Y si un presidente de Estados Unidos estuvo dispuesto a todo por la adrenalina que implica concretar el morbo, cómo no lo va a hacer alguien que no se juegue el poder de la nación más poderosa del planeta.

Perfil realizó una encuesta vía mail a más de 1500 hombres y mujeres de entre 18 y 50 años y confirmó la hipótesis: Nueve de cada diez reconocieron haber tenido sexo con compañeros de trabajo. La totalidad de los entrevistados aceptó que coquetean en el ambiente laborar porque es «estimulante, divertido y absolutamente inofensivo».

Hasta aquí, había coincidencias en las respuestas de los hombres y las mujeres. En donde se abrieron las diferencias fue al hablar sobre las expectativas. Ellas, en un 75 por ciento de los casos, dijeron que si se involucraban con alguien del trabajo, era porque esperaban que la relación «prospere». En cambio, el 90 por ciento de ellos dijo que preferían que sus aventuras laborales «quedaran ocultas».

Ana, de 30 años, trabajaba como secretaria en un estudio jurídico, se enamoró de un abogado y su vida cambió radicalmente. «Al principio salíamos en secreto, porque él no quería contarlo y yo me moría de angustia. Después de seis meses me quedé embarazada y entonces cambió todo. Blanqueamos la situación con el mundo, nos casamos y yo dejé de trabajar. Ahora que ya nació el bebé, tengo ganas de volver a hacer mis cosas, pero no volvería al mismo lugar: No sé si está bueno que tu marido sea tu jefe», dice.

Marco, de 27 años, es un intrépido publicista con su carrera en pleno ascenso y tuvo «una historia» que ya terminó con una compañera de trabajo a la que sigue viendo todos los días. «Por suerte, en su momento no se contamos a nadie. Y ahora es una situación extraña, pero que queda entre nosotros dos», explica.

Laura, una vestuarista de 29 años, dice sin ningún problema que para ella «el laburo es el mejor lugar para el levante» y cuenta su anécdota de cabecera entre risas: «Una vez, que fui a hacer una publicidad, en el set había tres chicos con los que habías estado. Un camarógrafo, el asistente de dirección y el encargado del catering… ¡Y para colmo se hicieron re-amigos! Fue algo tenso, pero al final nadie contó nada y la situación me sirvió para endurecer aún más la cara».

Todos los entrevistados dijeron que comenzaron a seducir a un colega «como un juego», sin esperar nada más. «Las personas pasan un mínimo de ocho horas diarias en sus trabajos y comparten intereses, preocupaciones, tensiones… Un coqueteo estimula y hace la jornada laboral menos dura», dice el sexólogo Norberto Blatz.

Las pasiones y romances en el trabajo son parte de la vida cotidiana. Y, según confesaron los encuestados por Perfil, la mayoría de las veces un mail divertido, una notita dejada el pasar o el oportuno llamado a un interno abre la puerta para algo más.

Fuentes utilizadas Menéame y Diariopanorama.com

Victor

Me llamo Víctor López y nací en Zaragoza el 16 de Diciembre de 1984.Esta web la monté exactamente el 23 de Mayo del 2005 con la idea de publicar mis experiencias personales, cosas curiosas que veía a mi alrededor (tanto en Internet como en mi vida) y el poder tener mi propio espacio web en la red. Si quieres puedes ver las estadísticas del año 2010.Ingeniero Superior en informática (terminé la carrera en 2006), desde pequeño ya estaba totalmente convencido a lo que me iba a dedicar en mi vida, la informática. Quizás porque mi padre tenía un Spectrum y me pegaba horas trasteándolo o quizás porque desde pequeño siempre me han gustado “los chismes”. El caso es que empezó a gustarme este mundo de la informática.Profesionalmente soy Analista-Programador Senior en PHP y me dedico al análisis, desarrollo y programación de páginas web y al desarrollo de aplicaciones (principalmente web en PHP, empecé a programar en el año 2002 en PHP), creación, alojamiento, optimización (diseño, SEO, publicidad), puesta en marcha de webs y potenciándolas.Actualmente soy Lead Integration Engineer en EnGrande.com – BudGetPlaces.com, además de formar parte de Homein.com (anteriormente he trabajado en Atrapalo.com, Camyna.com y Sync.es).Socio fundador de Coompy.es Alquilar habitación – Compartir piso.Partidario del software libre y usuario asiduo de Ubuntu y CentOS. Fui usuario de Mac pero ahora ya he vuelto al buen camino con Linux (Ubuntu distro).Sobre mi filosofía de vida, te invito a que leas este artículo: “Tu eres el resultado de ti mismo“. Si lo lees, entenderás mi punto de vista de la vida.Intento estar lo más lejos posible de la monotonía y considero mi trabajo como un hobby, me gusta aprender cosas nuevas cada día y afrontar nuevas metas y proyectos.En mi tiempo libre me gusta practicar cualquier deporte (el fútbol especialmente), me gusta competir (sea el ámbito que sea), los coches, las buenas películas/series y viajar.Personalmente considero que lo primero en esta vida es la salud y las personas, dejando atrás otras cosas, como puede ser el dinero, la fama y todas esas chorradas, que cuanto más las tienen las personas, más las quieren y menos les importan los demás. Y creo que el respeto y educación es fundamental.Pues eso es todo, un breve resumen de mi persona.Si te quieres anunciar en mi blog, contactar conmigo ya sea para la contratación de mis servicios, ofertas, agradecimientos, quejas, insultos, amenazas y/o similares, puedes mandarme un correo cuando quieras.Mi correo personal de contacto es: http://helektron.com/contacto-personal/Puedes seguir este blog por Google Plus, Facebook, Twitter, RSS y por mail.

Un comentario en “Sexo con compañeros de trabajo

  • el 17-febrero-2009 a las 10:21 pm
    Permalink

    Hombre, a mí no me sorprendió ver que nueve de cada diez argentinos tienen acto con sus compañeros de trabajo. Ahora, si fuera con sus compañeras de trabajo, yo diría más bien uno de cada cien. 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *