Un minuto… estoy comiendo.

Cuantas veces, en casa, en un descanso del trabajo, o en la cafetería de la facultad, alguien nos ha llamado para incorporarnos a nuestra actividad, y hemos respondido “un minuto… que termino de comer y estoy contigo”. Este ritmo endiablado ha sacrificado posiblemente el momento más importante y feliz de nuestro que hacer diario: la comida.
No podía ser otro: el logo de la Slow Food es el Caracol

En 1989 en la población italiana Bra, nace el germen de la Asociación Internacional “Slow Food” como respuesta a la llegada a Europa de la “Fast Food”. En el norte de Italia, junto con la industrialización, se iban perdiendo las tradiciones gastronómicas regionales. La Asociación Slow Food, mantenida por los propios socios, defiende como idea fundamental la dignidad de la comida como signo de identidad de una región y de una sociedad de tradición milenaria. A la vez que se extendía a través de Francia, el Reino Unido, España o Alemania, sus horizontes se amplían: la asociación defiende también el cultivo responsable y tradicional de las verduras, hortalizas y legumbres, que emplea la cocina regional. El autoabastecimiento a través de huertos urbanos, o el sistema de trueque con los vecinos. También desarrolla el concepto de compra responsable en nuestros barrios, en el comercio pequeño, donde nos conocen, nos aconsejan, y habitualmente se intercambian recetas de cocina con el tendero. De la idea original de devolver la dignidad a la comida, dedicándole todo el tiempo del mundo, se ha conseguido crear una universidad dedicada a la educación culinaria e incluso a que ciudades del mundo entero se declaren “Slow City” o “Cittaslow”, como Begur y Pals en Girona, o Rubielo de Mora en Teruel.
Así que la próxima vez que alguien te llame durante la comida, descuelga y contesta: “ahora no puedo… estoy comiendo”, y disfruta de un postre tranquilo… luego viene la siesta pero eso es otra historia.

Mr. Membibre.

victor lopez Sobre mí Esta noticia ha sido creada el 2 junio 2011 a las 17:13 en InicioCosas curiosasUn minuto… estoy comiendo. y si quieres puedes comentarla.
Si te ha gustado Un minuto… estoy comiendo. y esta web, puedes seguirla a través de Facebook, Twitter y también puedes recibir las nuevas noticias de la web en tu correo pincha en este enlace para darte de alta. Además también puedes seguir las noticias por RSS.