¡El cuento de la crisis!

¡El cuento de la crisis!. Es agosto, en una pequeña ciudad de la costa, en plena temporada; cae una lluvia torrencial y hace varios días que la ciudad parece desierta.

Hace rato que la crisis viene azotando este lugar, todos tienen deudas y viven a base de créditos.

Por fortuna, llega un ruso mafioso forrado de guita y entra en el único pequeño hotel del lugar.

Pide una habitación. Pone un billete de 100 dólares en la mesa de la recepcionista y se va a ver las habitaciones.

El jefe del hotel agarra el billete y sale corriendo a pagar sus deudas con el carnicero.

͉ste toma el billete y corre a pagar su deuda con el criador de cerdos.

A su turno éste sale corriendo para pagar lo que le debe al molino proveedor de alimentos para animales.

El dueño del molino toma el billete al vuelo y corre a liquidar su deuda con María, la prostituta a la que hace tiempo que no le paga. En tiempos de crisis, hasta ella ofrece servicios a crédito.

La prostituta con el billete en mano sale para el pequeño hotel donde había traído a sus clientes las últimas veces y que todavía no había pagado y le entrega el billete al dueño del hotel.

En este momento baja el ruso, que acaba de echar un vistazo a las habitaciones, dice que no le convence ninguna, toma el billete y se va.

Nadie ha ganado un centavo, pero ahora toda la ciudad vive sin deudas y mira el futuro con confianza!!!

MORALEJA: ¡¡¡SI EL DINERO CIRCULA SE ACABA LA CRISIS!!!

3 comentarios en “¡El cuento de la crisis!

  • el 2-noviembre-2011 a las 1:13 pm
    Permalink

    El cuento está muy bien. La verdad que siempre he pensado que hay que mover el dinero. Problema, muchos no pueden por la situación, y otros no quieren por miedo a la situación.
    Leyendo el comentario de Luis, le doy mucha razón, en que la deuda a día de hoy son cifras ridículas que no creo que nunca se lleguen a pagar. ¿Un reset? Puede ser una solución, pero me parece a mi que no se está por la labor.

  • el 28-octubre-2011 a las 11:27 am
    Permalink

    Y también una moraleja insospechada: Si se condona ltoda a deuda (nadie paga nada de lo que debe), se acaba la crisis y la gente mira al futuro con confianza.

    La deuda como mecanismo a pequeña escala es util. La deuda como bloqueador de la economía es absurda. Y las cifras de lo que se debe en este momento, ridículas.

    Reset de la economía. Toda la deuda incobrable. Y avanzamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *