Tamagotchi a los 22

Hace un mes aproximadamente, se me ocurrio la «grandisima idea» de pensar… ¿y si me compro un tamagotchi?

Sentí la añoranza de aquellos momentos en los que solamente tenías que ir a clase y estar pendiente de un juguete, que de huevo se convertía en un bicho que no se sabía que era, si un pollo, un pato, un alien…

¿Os acordáis cuando eramos pequeñ@s y queríamos tener un tamagotchi?
Todo el mundo pedíamos a nuestros padres que nos regalasen el famoso juguete del Tamagotchi, íbamos al colegio con nuestros bichos, les dábamos de comer, jugábamos con ellos, les curábamos, hacían cacas y las limpiabamos.

Simplemente con eso eramos felices, recuerdo que era muy parecido al juego de mascotas de la PSP con cámara, en el que tu pones una tarjeta en el suelo y aparece en pantalla en 3D, todos los juegos como las modas se repiten, los juegos de mesa, los videojuegos, etc…

Por ello, ¡os animo a que os compréis uno de aquellos Tamagotchis y volváis por unos momentos al día a vuestra infancia!

 

Firmado: @capazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *