Aplicarse el cuento…

Me acaba de llegar este mail, y la verdad es que comparto totalmente su idea y su fondo:

Hay autonomías en las que se está entregando, o se va a entregar, una factura «informativa» del coste que ha supuesto nuestra visita al médico, de la asistencia que recibamos en Urgencias, de la intervención quirúrgica que hemos sufrido o de cualquier gasto que ocasionemos por ponernos enfermos.

Naturalmente, me estoy refiriendo a la sanidad pública. Lo hacen, o lo van a hacer, con la «sana» intención de que tomemos conciencia de lo que cuesta atendernos, aunque seamos nosotros mismos, con nuestros impuestos y cotizaciones los que pagamos.

Yo propongo que cada vez que el presidente de una comunidad autónoma se suba a su coche oficial, se le entregue la factura. Cuandosus escoltas perciban su salario mensual, que le entreguen la factura. Cuando visite centros de mayores o colegios, engalanados especialmente para su visita, que le entreguen la factura, así como en la multitud de fiestas y recepciones que se organizan por cualquier cosa. Cuando se suba en trenes o aviones para viajar en clase especial, que le entreguen la factura. Todo ello, claro, con la única intención de que «tomen conciencia» de lo que nos cuesta a los ciudadanos mantener tantas presidencias de tantas comunidades.

Cuando perciban sus sueldos y sus dietas, no hace falta que les entreguen nada, pues ellos saben bien lo que cobran e, incluso, alguno o alguna confiesa que le «cuesta llegar a fin de mes».

Firmado: @capazos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *